Una mujer se encuentra con graves lesiones que ponen en riesgo su vida tras sufrir una aparatosa caída de la motocicleta en la que viajaba, la cual era conducida por su yerno, quien, por su parte, resultó ileso.
El accidente se registró el miércoles a las 15:45 horas en la carretera federal No. 22, a la altura del poblado de San Gil, en el municipio de Asientos. Un reporte al número de emergencias 911 indicaba que en dicha carretera yacían dos personas sobre el asfalto, luego de caer de una motocicleta en movimiento.
Inmediatamente, se trasladaron al lugar los policías preventivos de Asientos y policías estatales, junto con una ambulancia del ISSEA. A su llegada, encontraron a Ana María, de 65 años, quien presentaba un fuerte golpe en la cabeza y una probable fractura de tibia y peroné en la pierna derecha, además de heridas abrasivas en diferentes partes del cuerpo.
Debido a la gravedad de las lesiones, los paramédicos del ISSEA la trasladaron al Hospital General de Rincón de Romos, donde se reportó su estado de salud como delicado.
En el lugar del accidente también fue valorado José Enrique, de 31 años, yerno de la mujer lesionada, quien resultó ileso. Él comentó que el pasado martes 14 de noviembre había comprado una motocicleta marca Italika, color rojo con negro y sin placa de circulación. El miércoles, tras llevar a su suegra a unas diligencias en el poblado de Villa Juárez, ambos cayeron aparatosamente de la motocicleta cuando regresaban a su domicilio y circulaban por la carretera federal No. 22, debido a que perdió el control del manubrio.