Minutos de tensión se llevó una familia luego de recibir varias llamadas telefónicas en las cuales informaban del supuesto secuestro de uno de sus integrantes. Víctimas del pánico, los afectados realizaron dos depósitos bancarios antes de solicitar la intervención de los policías.
Lo anterior se registró cuando una mujer de nombre Karla, de 28 años de edad, recibió diversas llamadas a su celular en las que le solicitaban realizar depósitos bancarios para evitar que le hicieran daño a su hermana, con quien no había logrado entablar comunicación. De esa manera, la dama realizó dos pagos por 10 mil pesos cada uno, solicitando después la ayuda de las autoridades, siendo elementos de la Policía Municipal quienes al enterarse de lo sucedido recomendaron a la mujer no hacer ningún otro movimiento bancario. Al iniciar labores de geolocalización del celular la víctima, solo se pudo conocer que el dispositivo móvil se encontraba cercano al fraccionamiento Jardines de Casa Nueva, sin poder dar con el paradero de la misma.
De esa manera, los oficiales comenzaron una búsqueda en hoteles y moteles de la ciudad, logrando localizarla en uno de ellos ubicado sobre la calle Morelos en la zona centro a Dulce Olivia que se encontraba en el interior de una de las habitaciones, los oficiales con conocimientos en emergencias médicas procedieron inicialmente a brindarle los primeros auxilios debido a que presenta una crisis nerviosa, informando que ya había sido localizada su hermana.