José de Jesús López de Lara

Un sospechoso de estar relacionado con el asesinato del hombre encontrado el pasado miércoles junto a un contenedor de basura, en la colonia Miravalle, ya fue capturado y actualmente se encuentra sujeto a investigación en la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios de la FGE.
Durante la noche del jueves, agentes de Grupo Homicidios de la PDI catearon una vivienda abandonada que se ubica en la misma colonia Miravalle, ya que, aparentemente, en ese lugar se cometió el asesinato.
Sin embargo, al momento de estar realizando las diligencias correspondientes, encontraron otro cadáver de un hombre que está como desconocido y quien fue enterrado en una fosa clandestina localizada en el patio trasero de la vivienda.
De manera extra oficial, se informó que el sospechoso fue identificado como José de Jesús, alias ‘el Hormiga’, de 41 años, quien el miércoles por la noche fue detenido por policías estatales en calles de la colonia Miravalle, al ser sorprendido en posesión de varios envoltorios de metanfetamina.
Al ser trasladado a la Fiscalía General del Estado para ponerlo a disposición del agente del Ministerio Público de la Unidad de Combate al Narcomenudeo, ‘El Hormiga’ confesó haber asesinado al hombre que fue localizado ese mismo miércoles por la mañana, junto a un contenedor de basura.
La víctima fue identificada como Héctor, de 43 años, quien era un pepenador y tenía problemas de retraso mental. Aparentemente, José de Jesús presumió que lo habían detenido por ese homicidio y eso lo llevó a confesar.
También extraoficialmente, se informó que fue desde el pasado lunes por la noche, cuando José de Jesús sorprendió a Héctor ingiriendo bebidas alcohólicas en el interior de una vivienda abandonada que se ubica en la calle Mariano Chico de la colonia Miravalle, que era utilizada por el sospechoso para la venta y consumo de drogas.
Lo anterior provocó que decidiera matarlo, para lo cual lo asfixió por estrangulamiento.
Luego de envolver el cadáver en una sábana blanca, lo metió en una bolsa de plástico color negro y lo fue a tirar junto a un contenedor de basura ubicado en la misma calle Mariano Chico y casi esquina con la calle Miguel Ruelas, frente al kínder de la colonia Miravalle.
El cuerpo permaneció en ese lugar hasta el miércoles, a las 09:00 de la mañana, cuando finalmente fue localizado por una mujer.
OTRO CADÁVER.- El jueves por la noche, agentes del Grupo Homicidios de la PDI y personal de la Dirección de Investigación Pericial se trasladaron a la vivienda donde ocurrió el crimen de Héctor, con la finalidad de buscar más evidencias de los hechos.
Con una orden de cateo, ingresaron a la finca y, al momento de estar realizando las investigaciones, encontraron en el patio trasero una fosa clandestina, donde estaba enterrado el cadáver de otra persona del sexo masculino que ya presentaba un avanzado estado de descomposición.
Por tal motivo, se pidió el apoyo de Bomberos Estatales, que arribaron en la unidad B1, quienes exhumaron los restos humanos. Se trata de una persona del sexo masculino, hasta el momento no identificada, de entre 30 y 35 años, quien murió de asfixia por estrangulamiento. Se presume que ya tenía poco más de una semana de que lo asesinaron.
Al lugar de los hechos, también acudieron policías estatales y policías preventivos del Destacamento Pocitos, quienes se encargaron de custodiar la finca que fue escenario del doble crimen.