José de Jesús López de Lara

A balazos, los agentes del Grupo Anti-Robos de la PDI lograron la captura de una banda de colombianos que se especializaba en el robo a residencias. Operaban en varios estados de México.
En total fueron arrestados tres hombres y una mujer, a quienes sorprendieron en el momento que intentaban cometer otro “golpe” en uno de los cotos del fraccionamiento Rancho “Santa Mónica”.
Los sospechosos están involucrados en varios robos a casa-habitación registrados desde el mes de noviembre del 2020, en el fraccionamiento Residencial “Río San Pedro” y en el fraccionamiento “Rancho Santa Mónica”, donde lograron obtener millonarios botines.
A finales de diciembre del 2020 y principios de enero del 2021, se consumaron tres atracos a residencias en el fraccionamiento Residencial “San Pedro”, detectándose que todos tenían el mismo modus operandi. Los hampones habían logrado entrar y salir, a pesar de contar con vigilancia y cámaras de seguridad.
Agentes del Grupo Anti-Robos de la PDI adscritos a la Unidad de Investigación de Robos a Casa-Habitación y Comercios de la FGE, iniciaron con las investigaciones y realizaron análisis de conducta de los sospechosos, lográndose conocer que los atracos eran cometidos a finales de cada mes.
Por tal motivo se implementó un operativo de vigilancia especial en los fraccionamientos donde ya habían “pegado”. Finalmente, el dispositivo especial dio resultados el viernes al mediodía, cuando los agentes de la PDI detectaron el arribo al fraccionamiento Rancho “Santa Mónica” de una camioneta tipo vagoneta color negro y un automóvil VW Jetta, color rojo.
Al momento que los sospechosos se disponían perpetrar un atraco a una residencia, fueron interceptados por dos patrullas de la FGE. Los policías de investigación amagaron con sus armas de cargo a dos hombres y una mujer que viajaban en la camioneta, siendo de inmediato sometidos y arrestados.
Sin embargo, otro individuo delincuente logró escapar en el coche VW Jetta, color rojo, por lo que se inició una persecución que finalizó en la avenida Siglo XXI Sur, a la altura del Panteón “San Francisco”, donde una de las camionetas de la FGE lo interceptó.
Cabe destacar que durante la persecución los policías de investigación dispararon sus armas de cargo en contra del sospechoso, logrando impactar las balas en los vidrios y en las llantas.
Se estableció que tanto el coche VW Jetta como la camioneta, portaban placas de circulación sobrepuestas de Aguascalientes, a fin de evitar ser detectados. De igual forma, los colombianos utilizaban tarjetas “maestras”, con las que entraban y salían de los cotos y condominios sin problema, ya que aparentaban vivir en esos lugares.
Durante el operativo ningún agente investigador resultó herido y los cuatro colombianos detenidos fueron trasladados a la Fiscalía General del Estado, donde ya se encuentran sujetos a investigación.