Cayeron en la trampa

Uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado apoyaron a una familia que estaba recibiendo llamadas telefónicas, en las que pedían 50 mil pesos a cambio de no hacerles algún daño.
Desafortunadamente una mujer cayó en el engaño y depositó 4 mil pesos en efectivo.
Todo inició cuando una persona, de nombre Rubén, se comunicó a los servicios de emergencia para informar que recibió una llamada de parte de un familiar de nombre Nancy, quien le pidió prestado dinero.
Al preguntarle sobre el motivo, le respondió que la estaban amenazando por teléfono con hacerles daño a sus familiares, en caso de que no depositara 50 mil pesos.
Aunque trató de advertirle que lo reportara a las autoridades, la mujer colgó, por lo que se quedó preocupado y decidió ir a buscarla a su domicilio.
Sin embargo, al llegar le informaron que había salido a empeñar varias de sus joyas para conseguir el dinero, por lo que él decidió reportar lo ocurrido a los servicios de emergencia.
Cabe destacar que más tarde, los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado localizaron a Nancy en la calle Francisco Primo Verdad, en el Centro de la ciudad, aunque para esos momentos ya había hecho un depósito de 4 mil pesos.