El ex presidente del Patronato de la Feria Nacional de San Marcos, Roberto Díaz Ruiz, resaltó la importancia de que la verbena en su siguiente edición no sea suspendida o retrasada, o de lo contrario se enfrentarían pérdidas económicas considerables, dado el peso específico que tiene la realización de la Feria más importante del país.

El líder empresarial indicó que si bien la confirmación de los primeros casos de coronavirus en el país deben ser tomados con la seriedad correspondiente, dados los riesgos que conllevan a la salud, tampoco se deben generar condiciones de pánico que pudieran causar desestabilidad económica.

Para el caso de la Feria de San Marcos, dijo que se deberían implementar las medidas de prevención necesarias a fin de garantizar la integridad de sus asistentes.

Manifestó que el hecho de una posible suspensión de la verbena ocasionaría pérdidas económicas considerables, además afectaciones sociales, culturales y deportivas, así como la pérdida de empleos que se espera se den durante esos días.

Finalmente, consideró que no es conveniente modificar las fechas, pues existen hoteles que ya comienzan a tener reservaciones e incluso personas que con anticipación comenzaron a planear su visita al estado durante esas fechas.

“Ojalá no estemos en esa prerrogativa que pudiera darse. Ya tuvimos la experiencia hace más de diez años como nos pasó con la influenza. Lo más importante es que cada persona pueda adoptar sus medidas de prevención y contribuir así a minimizar el factor de riesgo”, resaltó.