Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La actitud del Presidente Andrés Manuel López Obrador, específicamente en el tema energético, pone en peligro no sólo los intereses de Estados Unidos sino los del mismo pueblo mexicano, consideró el diario estadounidense The Washington Post.
En un editorial publicado ayer, el periódico señala que México y Estados Unidos deberían poder lidiar de manera conjunta con los problemas que enfrentan en común como la pandemia de Covid-19, la inflación y la crisis migratoria. Sin embargo, agrega, la actitud irritante de López Obrador lo impide.
«Sería mejor para ambos países si pudieran abordar estos temas en un ambiente de calma y cooperación mutua, sin irritaciones (…) Desafortunadamente, tal irritación es muy probable mientras Andrés Manuel López Obrador ocupe la Presidencia de México», consideró el medio.
El Post se refiere al Presidente mexicano como «un populista peculiar cuya visión del mundo se centra en restaurar lo que malinterpreta como la gloria perdida de la industria petrolera nacionalizada de México».
Añade que el Mandatario ha presionado continuamente por ejercer mayor control sobre el mercado energético del País al punto que sus políticas podrían violar los términos del T-MEC.
«A la Administración Biden no le queda otra opción que confrontarlo», sostiene.
El texto recuerda que Washington acusa a México de discriminar a las empresas estadounidenses en la concesión de licencias y permisos en el mercado energético, y que ya solicitó consultas sobre el tema, pero si éstas no consiguen resolver la disputa en 75 días, entonces las partes pasarán a una resolución formal de disputa, con aranceles punitivos a la espera de que se determine si México tuvo la culpa.
«Esto es especialmente inútil y lamentable dado que las principales víctimas de las políticas del Sr. López Obrador probablemente sean los consumidores y las empresas mexicanas, quienes tendrán que pagar más por la energía», advierte el diario.
«Al decirle al Sr. López Obrador, en efecto, ‘nos vemos en la corte’, Estados Unidos está defendiendo sus propios intereses y, en un sentido real, también los mejores intereses del pueblo de México».
The Washington Post toma nota de que el Mandatario se ha burlado de la solicitud de consultas de EU en sus conferencias mañaneras, y advierte que debería estar más preocupado de lo que parece por el daño que las contradicciones entre su política energética y los compromisos climáticos internacionales del País causan al prestigio internacional de México.