Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Un total de 417 mil trabajadores afiliados al IMSS solicitaron incapacidad laboral del 1 de marzo al 26 de junio por padecer Covid-19.
La cifra representa el 69 por ciento de los 604 mil 531 que lo hicieron por enfermedad respiratoria, de los cuales solo 17 por ciento tuvo acceso a una prueba diagnóstica de Covid-19.
Mauricio Hernández, director de Prestaciones Económicas y Sociales del IMSS, indicó que, según el estudio de seguimiento a los trabajadores con Covid-19, 46 por ciento tenía al menos una comorbilidad. La obesidad fue la principal y la padecía el 41 por ciento.
“Cuando nosotros decimos abiertamente ‘cualquier trabajador que tenga al menos alguna enfermedad (crónica)’… estamos limitando realmente la participación laboral de 46 por ciento de la fuerza laboral, esto es casi 10 millones de trabajadores y esto tiene un costo muy importante para la economía”, apuntó en videoconferencia.
De acuerdo con el estudio, señaló, los trabajadores de 50 a 59 años tienen nueve veces más riesgo de ser hospitalizados y 37 veces más peligro de muerte.
Por otra parte, advirtió, existen empresas esenciales que no han aplicado consistentemente las medidas de protección y los lineamientos implementados por el sector salud, por lo que hay trabajadores siguen en riesgo de padecer enfermedades respiratorias asociadas al ambiente laboral.
Sobre los criterios de vulnerabilidad de los trabajadores elaborados por el IMSS, Carlos Aguilar Salinas, titular de la Unidad de Investigación en Enfermedades Metabólicas del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, consideró que la selección de umbral de riesgo de diabetes es cuestionable y es controversial en lo casos de obesidad y cáncer.