Silvia Olvera
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Los nuevos etiquetados de advertencia con sellos frontales que ya empiezan a portar productos en supermercados de Nuevo León están dejando más dudas que información clara a los consumidores.
“Éste (producto) dice que tiene Splenda, pero trae etiqueta de exceso de azúcar, no entiendo…”, dijo un comprador entrevistado.
“¿Tiene exceso de calorías? sí, ¿pero de cuánto es ese exceso?, ¿qué tanto se pasa del parámetro permitido?, ¿cómo sé yo cuál de estas galletas tiene más calorías si traen el mismo número de sellos?”, fueron otros de los cuestionamientos de clientes.
“Siempre he comprado galletas Marías porque mi nutrióloga las recomienda para nosotros que somos diabéticos, y resulta que tienen exceso de azúcares, pero mi nutrióloga ya me dijo que siga comiendo las porciones de siempre, lo malo es que no todos pueden pagar a una nutrióloga para entender estos sellos”, aseveró Bety, una señora de 59 años.
Otro consumidor que estaba en el área de los “super foods” afirmó que se siente confundido porque el producto que normalmente compra, Trusnack, sabe que es de 90 calorías, pero tiene tres sellos de advertencia, exactamente los mismos que unas galletas Cremax con relleno, que traen la etiquetas “Exceso calorías”, “Exceso azúcares” y “Exceso grasas saturadas”.
Lorena Cerdán, directora general del Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico), refirió que esos sellos fueron impuestos de forma arbitraria sin escuchar los argumentos mostrados, y no están informando para tomar una decisión adecuada.
“Los consumidores no saben qué están comiendo, porque esos sellos se asignan de manera arbitraria y tienen dos principales problemas: que no reconocen el tamaño de la porción y el otro es que no están basados en límites ni en recomendaciones diarias. No te da ninguna guía para tomar una decisión”, aseguró.
Además, hay productos que han sido reformulados y tienen menos grasas y azúcares, pero se les aplican los mismos sellos que los anteriores.
Hay también aquellos que por su naturaleza siempre van a tener “Exceso en grasas o azúcares”, por ser derivados de la leche, ser frutas en conserva o frutos secos.