Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La presencia de 12 jóvenes presuntamente con covid-19 en un vuelo de México con destino a San Salvador, provocó un diferendo entre el Presidente Nayib Bukele y el Canciller Marcelo Ebrard.
El mandatario salvadoreño anunció en su cuenta de Twitter que no permitiría el aterrizaje de un vuelo comercial de Avianca en el que viajaban los presuntos pasajeros contagiados y calificó de irresponsables a las autoridades mexicanas.
“Qué irresponsables las autoridades mexicanas. Esos pacientes deberían estar aislados, no circulando en el aeropuerto”, acusó el mandatario.
Bukele se refería a 12 jóvenes salvadoreños pertenecientes a la agrupación religiosa Nuestros Pequeños Hermanos (NPH), quienes llegaron ayer al mediodía a la Ciudad de México procedentes de Chicago para hacer conexión con el vuelo 431 de Avianca, que tenía como destino El Salvador y cuyo despegue estaba programado a las 16:00 horas.
El Canciller Marcelo Ebrard respondió que el vuelo se había cancelado debido a la decisión de El Salvador de cerrar su aeropuerto y le pidió a Bukele informar cuáles eran los casos confirmados a los que había aludido.
“Las autoridades sanitarias del aeropuerto valoraron a los pasajeros de AVIANCA a San Salvador y no han encontrado ningún enfermo por coronavirus, incluyendo 12 jóvenes salvadoreños que portaban cubrebocas”, añadió Ebrard.
El Canciller acompañó su tuit con una foto de los jóvenes sentados en unas bancas de espera del aeropuerto capitalino y frente a ellos un hombre con bata blanca.
Sin embargo, Bukele cuestionó el tiempo en que se realizaron las pruebas médicas.
“Secretario, es imposible que en 1 hora hayan hecho exámenes de #COVID19 a 12 personas cuando, de haberlos hecho todos al mismo tiempo, hubiera tenido que esperar 7 horas por los resultados”, respondió.
Bukele se dijo dispuesto a enviar un avión especial por los 12 salvadoreños, pero pidió al Gobierno mexicano medidas más drásticas ante la pandemia.

Sin riesgo
Entrevistado al mediodía en la salida de vuelos internacionales de la Terminal 1, uno de los jóvenes, quien se identificó como Noé Pérez, informó que habían ido a Chicago a tocar.
Los jóvenes llegaron cargando sus instrumentos musicales, vestían una playera azul con el logotipo de NPH, y usaban cubrebocas.
Nuestros Pequeños Hermanos es una agrupación que fundó en 1954 el Padre católico William Wasson, para dar techo y sustento a niños abandonados y actualmente tiene presencia en México y Latinoamérica.
“Fuimos a tocar, somos de Nuestros Pequeños Hermanos de El Salvador. Vamos a hacer escala, no hemos tenido ningún problema, todo ha sido normal”, dijo antes de que su vuelo de conexión fuera cancelado.
En un comunicado conjunto, la Cancillería y la Ssa indicaron que, con base en el Reglamento Sanitario Internacional, Estados Unidos no informó sobre un posible riesgo en la salida de los menores.