Profesores de la Universidad Autónoma de Aguascalientes se sienten en desventaja en la atención de la Defensoría de Derechos Universitarios, pues ante algunos señalamientos infundados de integrantes de la misma comunidad o fuera de la Máxima Casa de Estudios, se les sigue proceso y con procedimientos que no consideran justos, manifestó el presidente de la Asociación de Catedráticos e Investigadores de la UAA, Jorge Antonio Rangel Magdaleno.

Además, una de las preocupaciones que se tienen en la ACIUAA es la falta de notificación en aquellos casos en que algún maestro enfrenta algún proceso ante la Defensoría de Derechos Universitarios (DDU), cuando son denunciados por acoso u hostigamiento.

“Sucede que hay quienes consideran que no se les ha dado el derecho de audiencia debido, enfrentándose a un procedimiento injusto y con poco apego al protocolo y reglamento que rige en dicha defensoría, lo que deriva que haya quienes se sientan perseguidos y en desventaja”.

El hecho de que la ACIUAA no tenga la notificación de la investigación que se lleva o el proceso frente a la DDU, limita a la asociación la posibilidad de atención y de conocer oportunamente los procesos abiertos, de ahí el temor que se llegue a actuar en contra de algún docente, sobre todo cuando son señalamientos infundados.

“Lo que se desea es evitar que se perjudique a los académicos por alguna acusación injusta y que pueda afectarles más allá del desempeño en el aula, sino que también en su vida familiar, personal y en su salud”.

El presidente de la ACIUAA subrayó que la DDU no tiene la facultad de aplicar sanciones de ningún tipo contra profesores señalados, sino debe darse a la tarea de brindar recomendaciones fundamentadas para mejorar el ambiente dentro de la institución, “los docentes formamos parte de la comunidad universitaria, suficiente para recibir un trato adecuado y respeto puntual a nuestros derechos dentro de la institución”, puntualizó.