Víctor Osorio
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) para 2022 se reducen de nueva cuento los recursos destinados a tareas de conservación, restauración y vigilancia en áreas naturales protegidas (ANP), advirtió el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda).
A la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), encargada de la conservación de las 182 ANP del país, indicó, se le asignan 887.3 millones de pesos, lo que representa una reducción real del 1.2 por ciento respecto a este año.
De ser aprobada la partida, señala, se mantendría una tendencia decreciente iniciada desde 2017.
«Esta reducción presupuestaria contribuye al agravamiento de diversos problemas que existen en las ANP, como la deforestación y la degradación de los bosques y las áreas costeras, el descontrol y la expansión urbana, la construcción de infraestructura de alto impacto para el ambiente y, actividades extractivas como la minería. Todas ellas ocasionan una pérdida de biodiversidad y un deterioro ambiental cada vez mayor», alerta.
Con el presupuesto asignado a la Conanp para el 2022, apunta, corresponderían apenas 9.70 pesos de inversión global por hectárea para el manejo y cuidado de las ANP y 2 pesos por hectárea protegida para conservación, restauración y vigilancia.
El PPEF, alerta el Cemda, deja sin atender rubros indispensables para la operación diaria de la institución, así como para realizar tareas dentro de las áreas protegidas.
El mantenimiento del parque vehicular, que es limitado y obsoleto, remarca, requiere de recursos suficientes. Sin embargo, se asignan 251 pesos mensuales para cada ANP para la adquisición de herramientas y refacciones necesarios para el mantenimiento y 5 mil 500 pesos para combustible.
Al igual que en 2020 y 2021, no se asignan recursos para adquisición de vehículos y equipo de transporte.
«Urge incrementar el presupuesto federal para garantizar la operación y el manejo efectivos de las ANP», remarca el Cemda.
«Esto significa dotar con recursos suficientes a la Conanp para que cuente con el personal necesario, así como con gastos de operación y un equipamiento que le permita realizar actividades esenciales para la protección, la restauración, el monitoreo biológico, la vigilancia y la supervisión de los proyectos comunitarios que se realizan en la mayoría de las reservas naturales del país».