Édgar Contreras
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras las saciones que impuso la FIFA a la Selección Mexicana por el grito homofóbico de su afición, la Federación Mexicana de Futbol y el entrenador del Tri alzaron la voz, pero para pedir a los aficionados que paren esas expresiones.

La Selección jugará a puerta cerrada los dos próximos partidos oficiales en el País y deberá pagar 60 mil francos suizos (un millón 345 mil pesos) de sanción por los cánticos homófobos de los aficionados durante el Preolímpico contra Dominicana y Estados Unidos en marzo.

De persistir en el grito, México se expone a la pérdida de puntos en partidos oficiales o incluso a ser excluido de la clasificatoria rumbo a la Copa del Mundo Qatar 2022.

“En nombre de la Federación, de todas nuestras Selecciones, los clubes, pero sobre todo en nombre de toda la afición que quiere ver a nuestra Selección compitiendo en el próximo Mundial de Qatar, ¡paremos!, ¡paremos ya, por favor!”, pidió Yon de Luisa, presidente de la FMF.

Gerardo Martino, técnico del Tri, advirtió: “Este tipo de actitudes hacen que nos alejemos los unos a los otros, que la gente no nos pueda acompañar ni estar juntos en una Eliminatoria, que podamos inclusive perdernos una competencia internacional”.