Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- A un mes de que Luz Raquel Padilla Gutiérrez sufrió quemaduras, que posteriormente acabaron con su vida, la Fiscalía de Jalisco no ha dado a conocer resultados científicos que sostengan una línea clara del móvil.
Diez días después del deceso, sin embargo, el Fiscal Luis Joaquín Méndez Ruiz hizo públicos detalles de la investigación que insinuaban que la mujer se había prendido fuego por sí misma.
Las revelaciones causaron reacciones negativas entre colectivos, ciudadanos y funcionarios al considerarse que violentan el debido proceso y revictimizan a la fallecida.
El 16 de julio, Luz sufrió quemaduras en Arcos de Zapopan y murió el día 19 en el Hospital Fray Antonio Alcalde.
El caso causó revuelo cuando se exhibió que la mujer había denunciado antes, pública y oficialmente, violencia por parte de su vecino Sergio y que, pese a ello, las autoridades no habían hecho lo suficiente para atender el problema.
Tras el escándalo, Sergio se presentó a declarar ante la Fiscalía el 20 de julio y quedó detenido; seis días después, el juez abrió un proceso en su contra por delitos contra la dignidad y lesiones, y le impuso prisión preventiva.
Los problemas entre Luz y Sergio tenían tiempo y derivado de ello los dos presentaron denuncias por violencia. Vecinos consultados por Grupo REFORMA mostraron posturas encontradas sobre las personalidades de ambos.
Unos dijeron que el hombre era agresivo y que tenía problemas con más vecinos hasta el punto de que había sido golpeado por ellos. Otros, que la mujer tenía problemas mentales que le hacían crear historias falsas.