Casi pierde el ojo

Un joven estuvo a punto de perder un ojo, luego de que, al estar trabajando en un salón de fiestas, accidentalmente se le cayó un envase de vidrio y al momento de que se quebró, un pedazo de cristal lo impactó en el rostro y le provocó una herida cortante.
El accidente laboral se registró a las 17:20 horas, en un salón de fiestas ubicado en la calle República del Perú y esquina con la avenida Mahatma Gandhi, a la altura del fraccionamiento Agricultura.
Hasta ese lugar acudieron paramédicos del Grupo de Operaciones Aéreas de la SSPM, quienes le proporcionaron los primeros auxilios a quien fue identificado como Eliut, de 19 años, quien presentaba una herida cortante en la frente y que abarcaba hasta uno de sus ojos.
Se estableció que el joven lesionado se encontraba trabajando como mesero en el jardín de eventos sociales, cuando de manera accidental se le cayó un envase de vidrio.
Sin embargo, al hacer impacto en el suelo, un trozo del vidrio salió expulsado y le provocó la herida en el rostro.
Cabe destacar que otros compañeros de trabajo se encargaron de trasladarlo a recibir atención médica especializada al HGZ No. 1 del IMSS.