A lo largo de la contingencia sanitaria por el COVID-19, las tasas de interés bancarias por créditos hipotecarios, automotriz y productivo se han ajustado favorablemente hacia los posibles clientes que se encuentren interesados en alguno de los productos y es tiempo de aprovechar alguna opción, señaló el director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial, Alberto Aldape Barrios.
Indicó que en el próximo mes de junio, el Banco de México mantendrá la estrategia de disminuir la tasa de referencia, de tal forma que los bancos tengan la posibilidad de ofrecer créditos productivos más baratos y reactivar la economía.
En entrevista con el Heraldo, el titular del CIDE señaló que el sector bancario está impulsando mucho al rubro de la vivienda al ofrecer tasas de interés que oscilan en 9.8% anual, en tanto las de créditos productivos se pueden conseguir entre 12% y el 14%.
En cuanto al crédito automotriz, apuntó que se encuentra muy barato entre el 10% y 12%, para aquellas personas que necesitan un vehículo y cuentan con los recursos, ahorita es un buen momento para adquirirlo, “la crisis en la venta de automóviles viene desde finales del 2019 y se ha intensificado este año”.
Sin embargo, aclaró que las tasas de interés al consumo por vía de tarjetas de crédito bancarias simplemente no bajan, se mantienen elevadas entre un 65% y el 80% anual. Mientras que el crédito de tiendas departamentales se ubican por encima del 80% anual.
Finalmente, el director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial calculó que entre un 40% y 50% de los clientes acreditados de las instituciones bancarias aprovecharon los periodos de gracia de cuatro meses, aunque eso genera las correspondientes tasas de interés del mes de marzo a junio de 2020.