Clarisa Anell Soto 
Agencia Reforma

CDMX.- Desde que ingresó Carmen Salinas al hospital, la noche del pasado miércoles, no ha habido ningún avance respecto a su salud, pero tampoco retrocesos, todo se mantiene igual.

«No venimos a decirles nada nuevo, es el día a día, sabemos que puede ser un poco cansado, de pronto hasta desalentador, pero la noticia es la misma, la condición se mantiene, no ha habido ningún cambio significativo, ni positivo, ni negativo, sigue en coma natural en estado grave, es un día a la vez, vamos a ver cómo pasa la noche», afirmó la nieta de la actriz, Carmen Plascencia en entrevista.

A pesar de que ha presentado ligeros movimientos durante su estancia, Plascencia aseguró que estos son involuntarios, no conscientes.

«(Los movimientos) son parte de un movimiento de la médula que pueden venir con el respirador, con algún reflejo, pero es completamente involuntario.

«La actividad cerebral sigue igual, no ha habido un cambio desde que mi abuelita ingresó, es una actividad cerebral baja», aseguró.

En la mañana, la hija de la ex diputada, María Eugenia indicó que ya se había superado el periodo crítico que constaba de 72 horas, sin embargo, Carmen Plascencia en la noche comentó que no existe un tiempo en específico ya que todo puede cambiar de manera instantánea.

Actualmente, la también productora es alimentada por una sonda, mediante un líquido que contiene todos los nutrientes suficientes para mantenerla hidratada.

Su cuarto cuenta con un rosario y algunas imágenes religiosas.

«Se nos acercaron ayer muchas personas que le llevaron varias cosas y se agradece mucho, alivia mucho nuestros corazones como familiares por querer así a mi abuelita», dijo la nieta.

Previo a su ingreso al nosocomio, la actriz nunca habló sobre el tema de la muerte, aseguró Plascencia, ya que para ella era muy delicado tras la muerte de su hijo Pedro.

¡Participa con tu opinión!