Tuvo que pasar más de un año para que el lateral derecho de Necaxa Carlos Guzmán regresara a un partido oficial en el futbol profesional luego de que el pasado 16 de febrero del 2019 sufriera una lesión grave al fracturarse la tibia de la pierna derecha en la jornada siete del Clausura 2019 lo que lo alejó de las canchas por un periodo bastante prolongado. El tiempo de recuperación se estimaba para más de seis meses, pero se fue alargando hasta cumplirse un año sin en lateral mexicano jugando un partido oficial.
La espera terminó el pasado sábado en actividad de la Sub-20 donde los Rayos vencieron por 1-2 a León manteniendo una buena campaña. Guzmán inició el juego como titular disputando los primeros 45 minutos del encuentro teniendo una buena participación que solamente duró la primera parte, para llevarlo de a poco en su proceso de adaptación al juego y que se acostumbre ya en un partido de competencia oficial. Se espera que poco a poco vaya sumando más minutos, aunque no se tiene una fecha clara de cuándo pueda estar con el primer equipo aunque es claro que se necesita urgentemente su participación ya que se volvió una pieza fundamental en su primer torneo con Necaxa.
Con 25 años Carlos Guzmán tiene mucho por dar todavía en su carrera que se vio cortada por esta fuerte lesión que le dio muchas complicaciones. La defensa de Necaxa ha recibido 12 anotaciones en siete encuentros siendo la segunda, pero de toda la liga, es claro que Guzmán puede agregarle esa solidez que le hace falta al cuadro de Alfonso Sosa que vive un momento complicado sumando tres derrotas de manera consecutiva. Por lo pronto, su regreso a las canchas ya es algo positivo que puede ser un refuerzo más para Necaxa durante el torneo.