Ruth Álvarez
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Miguel Ángel Arias Orozco, infectólogo pediatra y académico de la UdeG, explicó que el material del que están hechas impide el paso de virus, microorganismos y otras sustancias que se encuentran en el ambiente, pero sólo si se utilizan de forma correcta.

“La desventaja de algo así rígido es que no se cubren la piel y la entrada es por los lados. Por eso es que los equipos de protección personal para la gente que atiende a las personas enfermas de Covid-19, usan las dos cosas, tanto la mascarilla para nariz y boca así como las caretas rígidas”, detalló.

Arias Orozco destacó que el personal médico tiene que utilizarlas puesto que al estar en áreas de Covid-19 se encuentran constantemente en riesgo de contagiarse.

A diferencia, una persona que transita en la vía pública puede prescindir de ellas, a menos de que acuda a espacios cerrados, señaló el especialista.

En cuanto a su efectividad, resaltó que esta es alta, pero de que se deben mantener las medidas de sanidad previas a su utilización, como lavarse las manos.

Así, una careta de acrílico no está de más, pero no olvide lavarse las manos con agua y jabón al menos por 20 segundos, utilizar cubrebocas si está en un espacio abierto y mantener la sana distancia.

¡Participa con tu opinión!