Cardinals regresó al diamante

Después de 17 días de inactividad en las Ligas Mayores, el día de ayer el equipo de Cardenales de St. Louis regresó al diamante de la mejor manera, ya que derrotó a los White Sox en sus dos partidos de la jornada sabatina.
A principios de temporada, los Cardenales sufrieron un brote interno de COVID-19, en donde 18 integrantes del equipo, 10 de ellos jugadores, fueron positivos al nuevo coronavirus, por lo que les fue imposible realizar partidos.
El cuadro de St. Louis sólo había disputado cinco duelos de la temporada regular, ganando sus primeros dos encuentros y perdiendo los siguientes tres, siendo su último partido el pasado 29 de julio ante los Twins.
Después de eso, los Cardinals tuvieron que posponer sus siguientes 19 partidos, en donde los rivales eran Brewers, Tigers, Cubs, Pirates, nuevamente Tigers y otros dos duelos ante White Sox.
Sin embargo, el día de ayer lograron disputar su primer partido luego de un largo periodo de cuarentena, extremando medidas de seguridad, ya que los jugadores y cuerpo técnico llegaron en 41 autos particulares al parque de Chicago para así evitar un nuevo brote dentro del equipo.
Los estragos de este periodo de cuarentena vendrán después, ya que tendrán 10 dobles fechas en los próximos días, eso contando con que no vuelva a suceder un brote de coronavirus que vuelva a posponer los partidos.
El día de ayer los Cardenales regresaron con el pie derecho, ganando sus dos encuentros ante White Sox; el primer lo ganó por un marcador de 5-1, en donde sumaron 4 carreras apenas en la alta de la primera entrada.
Mientras que en el segundo encuentro del día lo ganaron por un marcador de 6-3, en un duelo bastante cerrado que estuvo 3-1 a favor de Chicago hasta la cuarta entrada, pero fue en la alta de la quinta en donde los Cardinals sumaron 4 carreras para darle la vuelta a la pizarra, mientras que en la última entrada, recordando que se juegan a 7, sumaron la sexta carrera, sejando un marcador final de 6-3.