Rolando Chacón
Agencia Reforma

NAVA, Coahuila.- Ayer circularon fotografías de las dos carboeléctricas de la CFE de Nava cubiertas de hielo y nieve, como parte de la tormenta invernal que afecta a Estados Unidos y al norte de México.
Ante las instalaciones cubiertas de hielo y carámbanos en las tuberías, versiones señalaban que ambas plantas se encuentran apagadas y eran en parte culpables de los apagones que sufrió el norte del País y Texas.
Fuentes oficiales explicaron que, si bien las plantas José López Portillo, (Carbón I) y Carbón II tienen capacidad para generar 3 mil mega watts en ocho módulos de generación, tiene meses que solamente operan dos módulos con una generación marginal de apenas 210 mega watts.
Una fuente del Cenace expresó que la legislación resultante de la Reforma Energética obliga desde hace años a la CFE a adquirir la electricidad de otras plantas más eficientes, lo cual limita la generación con carbón en estas plantas ubicadas a unos 20 kilómetros de Piedras Negras, donde ayer se registraron cortes en el suministro eléctrico.