José de Jesús López de Lara

Agentes del Grupo de Mandamientos Judiciales de la Policía de Investigación lograron capturar a un peligroso sujeto, que se encuentra involucrado en el asesinato de un hombre, cuyo cadáver fue arrojado al interior de la Presa “El Muerto”, en el poblado del Ejido Peñuelas.
Mediante un operativo llevado a cabo el domingo a las 08:45 de la mañana, los policías ministeriales interceptaron y capturaron en la avenida Benito Juárez, en el Ejido Peñuelas, al sospechoso identificado como Diego Armando, alias “El Chipil”.
Le fue cumplimentada una orden de aprehensión girada en su contra por un juez de Control y Juicio Oral Penal del Primer Partido Judicial con sede en Aguascalientes, por el delito de homicidio doloso calificado con ventaja.
Se le involucra en el asesinato de un hombre identificado como Jorge Alberto, alias “El Pollo”, ocurrido el 23 de mayo del año 2019. De acuerdo al resultado de la necropsia practicada por médicos forenses, falleció a consecuencia de una asfixia por estrangulamiento.
Cabe destacar que Diego Armando permaneció prófugo durante casi un año, pero los policías ministeriales que lo buscaban, lograron mediante trabajos de inteligencia y de campo ubicarlo nuevamente en el Ejido Peñuelas, por lo que se puso en marcha un operativo para lograr su captura.
Fue la noche del pasado 23 de mayo del año 2019, cuando en el interior de la presa “El Muerto”, que se ubica en el Ejido Peñuelas y flotando en el agua, fue encontrado el cadáver de quien posteriormente fue identificado como Jorge Alberto, alias “El Pollo”.
La víctima se encontraba completamente desnuda, maniatado de pies y con las manos hacia la espalda. Asimismo, la misma cuerda que fue utilizada para amarrarlo, la tenía enredada alrededor del cuello. A simple vista, se detectó que la víctima presentaba huellas de tortura y golpes en diferentes partes del cuerpo.
Al lugar del hallazgo arribaron policías preventivos y policías estatales, agentes de la Unidad Municipal de Atención Inmediata, una ambulancia del ISSEA y Bomberos Municipales de Aguascalientes, quienes se encargaron de rescatar el cadáver de las frías aguas de la presa.
Asimismo, para realizar las investigaciones correspondientes acudieron los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del MP de Hospitales.