Un sujeto que era buscado por el FBI condenado a la pena de muerte y sobre quien se ofrecía una recompensa hasta de 5 mil dólares por información oportuna para efectuar su captura, fue detenido finalmente por la Policía Estatal en calles del fraccionamiento Ojocaliente I.
Fueron elementos del Grupo de Operaciones Especiales (GOPES), quienes efectuaron la detención de quien responde al nombre de Mark Anthony, de 26 años de edad, originario de Dallas, Texas, acusado de haber asesinado al novio de su ex novia, en el año 2014. Derivado de un trabajo de inteligencia y de coordinación con personal del FBI, se logró conocer que existían grandes posibilidades de que el ahora detenido se encontrara en la capital. Datos recabados, alertaron a los elementos del grupo GOPES, que el sospechoso se desplazaba constantemente en una camioneta Nissan Pick Up, por calles de la colonia Ojocaliente I.
Fue así que al circular sobre la calle San Francisco de los Viveros, los policías observaron que se desplazaba una camioneta que coincidía plenamente con las características proporcionadas anteriormente. En ella viajaban en la parte posterior dos personas, por lo que los oficiales le marcaron el alto al conductor.
De este modo detectaron que en la unidad, se desplazaba Mark Anthony, quien mostró a los oficiales una identificación falsa, sin embargo, al cotejar los datos proporcionados por la FBI, se confirmó que se trataba de la persona que era buscada en Estados Unidos por asesinato, sancionado con pena de muerte.
Se logró conocer que en 2014, dicho sujeto le disparó al novio de su ex novia e inmediatamente huyó del lugar de los hechos, logrando ingresar a México de manera ilegal. Finalmente, personal de la SSPE en coordinación con integrantes del Instituto Nacional de Migración (INM) trasladaron al detenido a la Ciudad de México, en donde fue entregado al FBI, por lo que ya se encuentra en Estados Unidos.