CDMX.- En medio de una difícil situación fiscal, que podría llevarla a los tribunales españoles acusada de evasión de impuestos y de su escandaloso rompimiento con Piqué, a Shakira se le vio relajada y feliz en México.
La semana pasada se difundió la noticia de que la colombiana, de 45 años, disfrutaba el verano en el país junto a sus hijos Milan y Sasha, mientras que fiscales españoles anunciaron el viernes que pedirán a un tribunal que condene a la estrella a ocho años y dos meses de prisión si es hallada culpable.
Empleados del restaurante Los Adobes del pueblo mágico Todos Santos, ubicado en La Paz, Baja California Sur, a una hora de Los Cabos, confirmaron con un par de fotografías que la cantante los visitó el fin de semana.
Efraín González, mesero del lugar, compartió que la intérprete de «Ojos Así» estuvo en el sitio durante casi dos horas en las que comió junto a su familia y brilló por su amabilidad.
«Estuvo muy amena su visita, fue hace dos días en la tarde, ella quiso comer comida mexicana, incluso pidió arrachera», señaló González. «Se le vio siempre feliz con su familia, con sus dos hijos, pero ellos no están en la foto. Aquí estuvo como hora y media.
«Su visita fue de lo más sencilla. Nunca esperamos que fuera tan sencilla, amable, sonriente, saludadora. Fue muy amable con todos los empleados del restaurante».
La colombiana se endulzó la vida en Los Adobes con un postre de pan napolitano casero, al igual que sus hijos.
«Halagados con la visita y sencillez de @shakira que disfrutó de nuestra comida», publicó el restaurante en sus redes. (Lorena Corpus/Agencia Reforma)