Daniel Reyes
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Las lluvias de los últimos días llevaron alrededor de 131 mil metros cúbicos de agua a las presas Cerro Prieto y La Boca, en Nuevo León, que equivalen a menos de tres horas de consumo en la zona metropolitana.
Según los reportes diarios de la Comisión Nacional del Agua, Cerro Prieto captó apenas 50 mil metros cúbicos entre jueves y sábado; mientras que La Boca recibió 81 mil.
Pero este volumen conjunto, que equivale a 131 millones de litros, no sería suficiente para completar tres horas de suministro para la ciudad, que mantiene un consumo de alrededor de 13 mil litros por segundo según los informes de Agua y Drenaje.
Tras semanas de sequía, esta semana se registraron precipitaciones en la zona metropolitana y el área de influencia de las presas, ocasionando incluso deslaves e inundaciones.
Sin embargo, los escurrimientos captados hasta ayer por los embalses no fueron significativos.
Ayer, en una visita a la Presa Cerro Prieto, en Linares, el Gobernador Samuel García dijo que no hay condiciones de extraerle una gota más, pues necesario preservar el ecosistema de las especies que habitan el embalse.
La presa registró ayer 2.33 millones de metros cúbicos de agua, el 0.78 por ciento de su capacidad.
«Esta presa es prácticamente nula», dijo en un video.
«Esa agua, aparte de que el bombeo no da ya para sacarla, ahí está la fauna que debemos proteger de esta presa, por lo que ya no se puede sacar ni una gota más».