En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, la presidenta del Instituto Mexicano de Estudios Pedagógicos y Posgrado (IMEPP), Gina Ventura Ramírez, destacó la importancia de la educación ambiental y la adopción de políticas públicas robustas para hacer frente a los desafíos climáticos que enfrenta Aguascalientes, especialmente en relación con la captación de agua y la resiliencia ante la sequía.

La activista enfatizó que Aguascalientes se encuentra en una zona semiárida, lo cual implica que las sequías son una característica recurrente. La reciente ola de calor y la sequía persistente han exacerbado la situación, llevando a una urgente necesidad de adoptar medidas que permitan a la población adaptarse y mitigar los efectos adversos del cambio climático.

Según la presidenta del IMEPP, es fundamental que la población esté informada y preparada para enfrentar las condiciones climáticas propias de la región.

Entre las principales propuestas del IMEPP, destacan:

  • Implementar sistemas de captación de agua de lluvia, cuyo almacenamiento podría aliviar la presión sobre los recursos hídricos subterráneos, permitiendo su recuperación natural.
  • El uso de cisternas de cemento ha demostrado ser efectivo para almacenar agua de lluvia, la cual puede utilizarse durante los meses más secos. Esta práctica no sólo proporciona una fuente adicional de agua, sino que reduce la erosión del suelo y apoya la regeneración del acuífero local.
  • Otra propuesta es la promoción de techos verdes y jardines en las azoteas, que no sólo ayudan a reducir la temperatura ambiental, creando microclimas frescos, sino que capturan partículas de polvo y mejoran la calidad del aire.
  • Además, dijo que la revalorización de plantas endémicas como el mezquite es crucial, ya que estas especies, adaptadas a las condiciones locales, ofrecen múltiples beneficios ambientales, incluyendo la retención de agua y suelo.