Se agudiza el rompimiento entre la oposición y la bancada del PAN. La sesión solemne de clausura del Congreso, se desarrolló en caos total, pues presidente saliente y entrante fueron rebasados y al negar el uso de la palabra a algunos diputados, éstos optaron por apropiarse del micrófono, progresivamente.

Ayer, en la sede del Recinto Oficial Soberana Convención, el Pleno de la LXIII Legislatura llevó a cabo su sesión solemne que dio paso a la culminación de los trabajos correspondientes al segundo periodo ordinario, del primer año de ejercicio constitucional, aunque se perdió todo protocolo de solemnidad.

Incluso se omitió el mensaje oficial, el orador designado, Francisco Martínez Delgado, se abstuvo de intervenir por temor a ser abucheado.

Trece diputados de cinco partidos (PRI, Panal, Verde, PRD y Morena), rechazaron la “dictadura azul” y expresaron un rotuno “no al fascismo legislativo” y a la intolerancia.

La oposición no estuvo de acuerdo en que se omitiera la lectura del acta anterior, lo que ignoró el presidente saliente de la mesa directiva, Martínez Delgado; previamente también se cuestionó el Orden del Día, y el que se negara el uso de la palabra a varios diputados.

Ello, propició que por su cuenta tomaran el micrófono Sergio López Ramírez, María Esthela Cortés Meléndez, Iván Sánchez Nájera, Elsa Landín Olivares y Citlalli Rodríguez González, quienes dejaron en claro que abandonaron la pasado sesión del jueves porque no iban a secundar al PAN en su afán de legislar sobre las rodillas.

Además, observaron que fue el domingo y no el lunes, cuando debió rendir protesta la mesa directiva del Período de Receso. Igualmente, hicieron notar que el presidente debe ser representante de la primera fuerza política e impusieron al del PES, Jesús Morquecho Valadez, por lo que calificaron de ilegal y por ende no tendrán validez los acuerdos que se tomen en las respectivas sesiones.

Mientras que se llevaba a cabo el debate entre la oposición y el PAN, el gobernador Martín Orozco y el magistrado Juan Manuel Ponce, aguardaban en el Salón Legisladoras, y ya en su momento entraron al recinto oficial y salieron solos, cuando debieron hacerlo flanqueados por los diputados comisionados para el efecto.

Por tanto, sin tomar en cuenta los argumentos a la aposición, rindió protesta la directiva de la Diputación Permanente que encabezará los trabajos del lapso de receso que concluirá el 14 de septiembre.

Se trata de Jesús Morquecho Valadez, presidente; Nidia Acosta Lozano, como vicepresidenta (no rindió protesta); y como primer secretario, segundo secretario y prosecretario, Jaime González de León, Arturo Fernández Estrada (no rindió protesta) y Cristina Urrutia de la Vega, respectivamente.

Morquecho Valdez convocará a sus compañeros a la primera sesión que habrá de efectuarse el miércoles 2 de agosto a las 11:00 horas, en el salón Aquiles Elorduy García del Poder Legislativo.