Una mujer agobiada por padecer diabetes e hipertensión arterial, decidió terminar con su existir al atarse a su cuello un mecate y el otro extremo a una estructura fija al interior de su última morada, ubicada en calles del fraccionamiento La Florida.

Los hechos se registraron al medio día del pasado domingo, cuando el C4 Municipal atendió el reporte en que solicitaban la intervención de las autoridades debido a que en el interior de un domicilio ubicado en la calle Apalilla, se encontraba una mujer suspendida. Con esos detalles, elementos preventivos se trasladaron cuanto antes a la dirección antes señalada, cuando al llegar y valorar a la mujer, los uniformados confirmaron que la tragedia ya se había consumado.

Finalmente, fue solicitado el arribo de personal de la Dirección General de Servicios Periciales, quienes se encargaron de realizar el levantamiento del cuerpo el cual fue trasladado a las instalaciones de la SEMEFO en donde se le realizará la necropsia de ley. La víctima de este suceso respondía al nombre de María, de 46 años de edad. (Por Rubén Torres Cruz).