Abel Barajas 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Un juez federal canceló el proceso que le iniciaron al abogado Juan Collado por un presunto desvío de 13.7 millones de pesos en agravio del Gobierno de Chihuahua.

Óscar Gregorio Herrera Perea, Juez Primero de Distrito del Centro Auxiliar de la Quinta Región, con sede en Culiacán, Sinaloa, concedió el amparo al litigante contra la vinculación a proceso que le dictaron el 6 de septiembre de 2020 por el delito de peculado.

El juzgador canceló el proceso porque el delito atribuido a Collado, previsto en el artículo 270 del Código Penal de Chihuahua, exige como condición esencial que el imputado sea servidor público y el abogado no lo es, informaron fuentes judiciales
.
Es decir, que la Fiscalía de Chihuahua imputó al litigante un ilícito equivocado, pues no estaba debidamente encuadrado conforme a la norma.

Este es el primer proceso de Collado que es dejado sin efecto a través de un recurso de impugnación como el amparo, aunque tiene otros tres de carácter federal que están en trámite.

Conforme al fallo, el juez Herrera Perea ordenó a la Jueza de Control del Distrito Judicial Morelos, en Chihuahua, llevar a cabo una nueva audiencia para que determine que Collado no es funcionario y, por tanto, no puede ser procesado por el delito imputado.

Si bien, el juzgador refiere que en la audiencia pudieran reclasificarle el ilícito, y que existen algunas conductas de servidores públicos que podrían imputarse a particulares -como ejercicio ilegal del servicio público, abuso de autoridad y o tráfico de influencias-, su defensa anticipó que todos esos delitos ya están prescritos.

«En este caso no se configura ninguno de los delitos del catálogo de servidores públicos, que pueden ser fincados a particulares; pero además, aunque existiera esa lejana posibilidad, ya todos están prescritos porque los hechos son de 2013 y la Fiscalía acusó en 2020, el plazo medio aritmético es de seis años para que puedan imputarlo y ya venció», dijo Mauricio Flores, defensor de Collado.

La Fiscalía de Chihuahua todavía tiene un plazo de 10 días para impugnar la sentencia del juez Herrera Perea.

En este asunto, Collado fue imputado de presuntamente coludirse con funcionarios del Gobierno de César Duarte para simular un contrato y desviar 13 millones 780 mil pesos, entre enero de 2013 y marzo de 2014.

Se trata de un contrato suscrito por la Secretaría de Hacienda estatal con el abogado para que su despacho proporcionara servicios profesionales de asesoría jurídica en materia de controversias constitucionales, juicio de incumplimiento de coordinación fiscal, legislación administrativa local, contencioso fiscal administrativo, legislación penal local, fideicomisos públicos y contratación de financiamiento.

Collado está preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México desde julio de 2019 y a la fecha tiene tres procesos federales en curso, el más grave por delincuencia organizada y lavado de dinero.

¡Participa con tu opinión!