Selene Velasco
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras oponerse durante la última semana con protestas y bloqueos, habitantes de Anzures, en la Alcaldía Miguel Hidalgo, lograron frenar la mudanza de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar).
«Comunicamos que las oficinas de la @comar_sg ya no serán reubicadas a la colonia Anzures, Alcaldía Miguel Hidalgo, en la Ciudad de México», informó la Secretaría de Gobernación (Segob).
Esta última aseguró que mantendrá la búsqueda de otros sitios.
«En los siguientes días buscaremos sedes alternas para la atención de las y los refugiados en nuestro País», añadió Segob.
La decisión se tomó luego de una jornada más de bloqueos sobre Circuito Interior por parte de residentes, quienes desde un inicio han asegurado que el cambio de ubicación de la dependencia sólo haría que se mudaran los campamentos de personas en tránsito a su alrededor, sin solucionar de fondo el problema de atención a los migrantes.
Además de que la zona se encontraba ya saturada de oficinas.
La Comar da servicio actualmente sobre Versalles, en la Colonia Juárez de la Alcaldía Cuauhtémoc. Vecinos de este lugar también han organizado protestas en demanda de que se ofrezcan lugares dignos a los migrantes, quienes por ahora viven en campamentos en las calles aledañas.
La propuesta gubernamental fue la reubicación y, en teoría, mañana empezaría a dar servicio, ahora en Miguel Hidalgo.
Sin embargo, los residentes de la nueva localización empezaron con bloqueos viales y, mediante guardias nocturnas y de madrugada, impidieron el paso al inmueble.
Ayer cerraron más de dos horas los carriles laterales y centrales de Circuito.
Especialistas como Tomás Muñoz, investigador en Relaciones Internacionales y Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, advierten que la mudanza de oficinas no es una solución, si no se atiende de forma integral la migración.
«Que las personas migrantes no se encuentren en la calle, no únicamente por el bien de los vecinos, sino por el bien de los propios migrantes, para que no estén sujetos ni a la intemperie, enfermedades», aseguró recientemente.