Por segunda ocasión consecutiva, la tradicional celebración del Quincenario y Romería en honor a la Virgen de la Asunción, patrona de Aguascalientes, quedará suspendida a consecuencia del COVID-19. El padre Juan Gabriel Rodríguez Campos, administrador diocesano, precisó que a pesar de que la vacunación contra la pandemia sigue fluyendo, se ha determinado de momento, no realizarse los festejos como en ediciones pasadas, al no existir las condiciones necesarias para efectuarse.

Explicó que con la finalidad de no comprometer la salud de los creyentes, de momento la Diócesis Católica de Aguascalientes se encuentra analizando la organización de las celebraciones a favor de la Virgen de la Asunción, las cuales serán similares a las del año pasado, es decir, transmitiendo las misas por redes sociales y sin las tradicionales peregrinaciones. “Se está haciendo un programa muy similar al del año pasado, para seguir con todos los cuidados que se han implementado y no queremos que nosotros, desde nuestra fe atentemos contra la vida de las personas arriesgando”, expresó.

Por otra parte y en cuanto al incidente registrado en la Parroquia de San Isidro Labrador, en la comunidad de Chiquihuitero, Calvillo, el cual dejó como saldo dos personas fallecidas, indicó que se encuentran en la espera de los resultados de la misma investigación para conocer las causas de la explosión; agregó que la Diócesis, está dispuesta a resarcir el daño en caso de ser necesario.

Finalmente, explicó que estarán creando un protocolo sobre el manejo de pólvora en parroquias, donde a petición de los creyentes se usan los explosivos para realizar las fiestas patronales, con la intención de evitar más casos como el suscitado.