Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Un juez federal canceló la vinculación a proceso dictada el pasado 5 de enero al ex Gobernador de Quintana Roo Roberto Borge.
Manuel Camargo Serrano, juez sexto de distrito en el Estado de México, con sede en Nezahualcóyotl, estimó que la medida no cumple con la fundamentación y motivación adecuada.
El juzgador ordenó valorar nuevamente si el ex mandatario debe o no continuar sujeto a proceso por el presunto lavado de 900 millones de pesos, derivado de la venta de 22 predios de la reservas de Quintana Roo a amigos y familiares.
También ordenó a un juez de control del Centro de Justicia Penal de la misma ciudad celebrar una nueva audiencia para decidir de manera correcta, suficiente y fundamentada la participación de Borge en el delito que se le imputa.
A Borge se le imputa designar a Claudia Romanillos como titular del Instituto de la Administración Pública del Estado de Quintana Roo, quien vendió 22 predios a precios subvaluados a amigos y familiares del ex Gobernador.
Sin embargo, Camargo señaló en su sentencia que cuando en enero de este año el entonces juez de control de Nezahualcóyotl, Enrique Beltrán Santés, lo vinculó a proceso, no explicó algunos aspectos sobre su participación.
Por ejemplo, argumenta, no expresó cuáles datos de prueba revelan que el hecho de otorgar ese nombramiento sea una aportación directa de Borge al hecho delictivo mismo, o bien, cuáles son los elementos que develan algún acuerdo previo entre Romanillos y el ex Gobernador.
En el fallo del juez Camargo también se considera que la modalidad del delito de lavado imputado al quintanarroense, consistente en el ocultamiento de los bienes adquiridos procedentes de una actividad ilícita, no está debidamente clasificada o se tipificó de forma equivocada.