Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El IMSS informó ayer que los 20 ventiladores que compró su delegación de Hidalgo a la empresa del hijo de Manuel Bartlett no cumplen con las características técnicas acordadas en el contrato, por lo que fueron devueltos al proveedor.
“Derivado de la revisión técnica de los equipos, se determinó que no reúnen los requerimientos y características técnicas-funcionales acordadas en el contrato. Por lo anterior, el pasado día 8 de mayo se levantó el acta administrativa para la devolución de estos equipos”, aseguró el IMSS.
La delegación del instituto en Hidalgo había adquirido 20 ventiladores con la empresa Cyber Robotics Solutions, propiedad de León Manuel Bartlett Álvarez, hijo del director de la CFE, Manuel Bartlett, por 31 millones de pesos.
Según una revisión de contratos públicos realizada por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) cada equipo fue vendido en un millón 550 mil pesos, que es el precio más alto desde que se declaró la emergencia sanitaria por Covid-19.