Ausentismo y perecederos en mal estado son seria afectación esta semana para el sector comercio por la crisis de las gasolinas en la entidad, señaló el presidente de Canaco Aguascalientes, Rubén Berumen de la Cerda.
Hay una grave pérdida de horas-hombre por la imposibilidad de cientos o miles de personas de llegar a tiempo a sus trabajos a falta de combustible, de un buen servicio de transporte urbano en la entidad y por supuesto, porque hay quienes tienen que pasar tres, cuatro o más horas en las filas de las estaciones de servicio para cargar sus tanques.
En entrevista dejó en claro que el sector está a favor del combate al crimen y más siendo un delito que tanto ha mermado el patrimonio de la nación, pero consideró que la estrategia es hasta el momento definitivamente fallida al no haber un solo detenido por este crimen.
Los únicos varados son los ciudadanos que están perdiendo muchas horas productivas por permanecer formados a ver si les alcanza a surtir de combustible en una u otra estación gasolinera, lo cual es una pérdida de tiempo invaluable.
En ese sentido, Berumen de la Cerda dijo que hay en la sociedad fuerte irritación por esto que se ha convertido en un contratiempo que ha venido a alterar la cotidianidad social y productiva en una región importante del país.
La peor parte es que esa justificación de que se está combatiendo un grave delito, no arroja ningún resultado visible y si bien el gobierno federal habla de “ganancias millonarias”, la percepción es que hay pérdidas mucho más altas por la afectación a la movilidad.
Refirió que sumado al ausentismo y retrasos que están registrando negocios y empresas de diversos giros, porque el personal no puede trasladarse en sus automóviles a falta de gasolina, padece un mal servicio de transporte público o está esperando que lo surtan, los efectos del desabasto en otros rubros ya se dejan sentir.
El caso más serio es el de perecederos, porque esta semana están llegando productos que debieron haber arribado hace 4, 5 u 8 días y entonces la mitad ya viene en condición de venderse de inmediato o echarse a perder.
En el tema de abarrotes dijo que están retrasadas muchas entregas, sin embargo, es un giro en el que hay inventario variado según los negocios para 15, 22 días o un mes, y se tiene la ventaja de que la mercancía no caduca en ese tiempo.