La delegación de la Confederación Nacional Campesina de Aguascalientes señaló que es imposible y poco viable dar seguimiento a los expedientes que quedarán en curso tras el cierre del Tribunal Agrario en el estado mediante juicios en línea. Su titular, Carlos Estrada Valdez, afirmó que la decisión de trasladar los asuntos locales a Guadalupe, Zacatecas, representaría incluso un riesgo mortal para los campesinos debido a la creciente inseguridad que se vive en el estado vecino.
En una reunión con autoridades y en comunicación directa con la gobernadora Tere Jiménez, las organizaciones campesinas han solicitado su intervención para mantener el Tribunal Agrario en Aguascalientes. «Nos hemos reunido con diferentes autoridades y hemos sugerido, inclusive a la gobernadora, su intervención para que se haga un proyecto de reforma de la ciudad», comentó.
Consideró que el traslado del Tribunal a Zacatecas implicaría gastos adicionales, pérdida de tiempo y expondría a los campesinos a riesgos debido a la inseguridad en el trayecto.
Estrada Valdez subrayó que la modalidad de juicios en línea no es una solución viable, ya que muchos campesinos no tienen acceso a computadoras o internet, y no poseen los conocimientos necesarios para utilizarlos. «Tiene que ser presencial. La gente del campo no tiene acceso a la comunicación tecnológica y, además, no sabe usarla», afirmó.