Noé García Gómez

Como nunca antes se vivió el arranque de campañas en Aguascalientes, podrán decir que son elecciones federales (que esas tardan en prender), que son intermedias (la buena es la presidencial) y que el arranque fue en plena semana santa (que todos estaban de viaje), pero la realidad es que no recuerdo inicio de campaña tan “flojito” de todos los partidos (10 en total) y candidatos (3 distritos x 10 partidos en total 30 candidatos) en donde se percibió apatía no solo de parte de la ciudadanía, ahora también por parte de los candidatos a diputados federales, en donde pasó desapercibida la importancia de empezar con bombo y platillo la presentación de quienes podrían ser nuestros representantes en la máxima casa legislativa del país, en la cámara de diputados del Congreso de la Unión.

Pero estoy seguro que muchos de ustedes ni se percataron de que iniciaron las campañas electorales, y no se está perdiendo de mucho, a nivel nacional además de los clásicos spots de radio y televisión con jingles publicitarios, frases cortas y huecas, pocas propuestas, lo que “destacó” fue el spot del PAN contra los millonarios relojes del presidente nacional y candidato plurinominal del PRI, César Camacho y la posterior respuesta de éste y su partido tildándolo no solo de “mocho” (conservadores y católicos) sino de recibir “moches” (dinero a cambio de favores). En el caso del PRD se destacó por rentar helicópteros (cinco para un solo acto) como si fueran taxis públicos.

A nivel local la “cosa” está peor, en las fotos de los boletines de prensa que los diarios reprodujeron, hasta cansados se les veía a los pocos candidatos que realizaron un acto público en su primer día de campaña. El inicio del PRI y del PAN fue deslucido y meramente de trámite, aunque sus dirigencias prometieron que marcarían la pauta para todo el proceso electoral, quedaron a deber, de los otros ocho partidos (PRD, PT, MC, PVEM, PANAL, MORENA, ES y PH) no hay nada que hablar, desconozco si se salieron a la calle al trabajo político, si se quedaron en su domingo familiar o salieron de vacaciones.

¿Será que partidos y candidatos se encuentran sumamente confiados y creen que todos deben de conocerlos por el simple hecho de haber grillado dos o tres años en cafeterías y restaurantes? ¿Será que entendieron que irían de candidotes y no de candidatos?

Podemos decir que ya vimos algunas lonas, espectaculares y bardas pintadas, ninguna tiene alguna propuesta simplona u ocurrencia, como solo la tierna imaginación de una caricatura, así, amable lector, está de pobre la campaña.

En Aguascalientes lo más destacado fue la renuncia de un ex diputado local del PRI, que se hizo notar por sus propuestas más cercanas al PAN en su trabajo como legislador, y que se postuló en esta ocasión por el Partido Verde, renunció 24 horas después de arrancar campañas y su desistimiento lo realizó a control remoto (subiendo por whatsapp y facebook la foto de su renuncia); o que en el PT no respetaron la cuota de género y que uno de los tantos que no hacía campaña pero que ya tenía tarjetas de presentación como candidato le dijeron que siempre no, que ese lugar es para una dama.

Otra cosa que apuntar es que al único ciudadano que solicitó ser candidato independiente le negaron el registro por inconsistencias en las firmas recabadas.

Así de tristes son las campañas en este 2015, pero ahora que lo pienso, creo que es mejor a la otra alternativa que saben hacer: la de saturarnos con plásticos contaminantes, perifoneos ruidosos y volantes basura en nuestras casas.

Mejor que sigan tranquilitos y sin mucho esfuerzo, partidos y candidatos, que el abstencionismo dice mucho en una democracia, aunque no tiene ninguna incidencia ni en el resultado ni en la asignación de posiciones o recursos.

¡Participa con tu opinión!