Conductores de unidades de carga doble remolque deben cumplir con capacitación y licencia especial, sin embargo esta modalidad de transporte no es por sí misma causal de accidentes, señaló el presidente de la Cámara de Autotransporte de Carga, Roberto Díaz Ruiz.

Recordó que más del ochenta por ciento de las eventualidades automovilísticas en el país obedecen a errores humanos y no a la dimensión de los vehículos involucrados ni a fallas técnicas.

En entrevista, explicó que la capacitación que se ha intensificado para los operadores de este tipo de unidades en carretera incluye instrucciones precisas para no rebasar los ochenta kilómetros por hora de velocidad.

Igualmente se les hace ver la inconveniencia de circular en convoy y el rango mínimo establecido para la proximidad entre una y otra unidad de doble remolque son los cien metros de distancia.

Díaz Ruiz expuso que los doble remolque es una tecnología que se esta usando para el traslado de carga y aunque hay muchas voces en contra del modelo, lo cierto es que se trata de una de las más de treinta formas de transporte que hay autorizadas en el país.

Respecto de su riesgo indicó que la diferencia es el tipo de consecuencias que arroja ante un percance, sin embargo es un modelo que cumple estándares y en cuanto a su manejo éstos se han elevado en aras de un mejor desempeño en carreteras y ciudades del país.

A propósito de las carreteras, Roberto Díaz Ruiz sostuvo que si bien la red carretera mexicana está en buenas condiciones, es una realidad que en tiempo de lluvias se debe mantener en alerta la autoridad.

Especialmente en carreteras muy transitadas, un bache que mide veinte centímetros una tarde, si hay pertinaz lluvia nocturna, puede amanecer con diámetro de un metro y profundidad de veinte centímetros.

Afortunadamente, dijo, los recortes presupuestales no tocaron los programas de mantenimiento y fueron dirigidos más bien hacia el desarrollo de nueva infraestructura, de tal manera que las cuadrillas permanecerán, sin embargo extremar precauciones en tiempo de lluvias y de vacaciones es para todos un deber.