Tonatiúh Rubín
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Una enfermedad mortal que afecta la piel de los delfines, calificada como “devastadora” por expertos, es causada por el cambio climático, advierte un estudio del Centro de Mamíferos Marinos (TMCC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

La enfermedad de la piel de agua dulce, como se conoce a este padecimiento, fue detectada por primera vez en 2007 en un grupo de 40 delfines nariz de botella que quedaron atrapados en el Lago Pontchartrain, localizado al sur de Luisiana.

Se caracteriza por ulceración severa, es decir, por la formación de lesiones en la piel, que pueden cubrir hasta el 70 por ciento del cuerpo de un delfín.

En el estudio de TMMC, publicado en la revista científica “Scientific Reports”, los investigadores vincularon el cambio climático con esta enfermedad.

Debido al incremento de la frecuencia e intensidad de las tormentas, la salinidad de las aguas costeras decae, lo que ocasiona este padecimiento en delfines de todo el mundo.

“Esta enfermedad de la piel devastadora ha estado matando delfines desde el huracán Katrina y estamos complacidos de finalmente definir el problema”, apuntó en un comunicado Pádraig Duignan, patólogo de TMMC.

Durante los últimos años se registraron brotes de esta enfermedad en Australia y en algunas entidades de Estados Unidos, como Alabama, Florida, Luisiana, Mississippi y Texas.

Todos estos sitios experimentaron una caída drástica y repentina de la salinidad del agua.

Los delfines, en el océano, están acostumbrados a cambios estacionales de la salinidad.

Sin embargo, no están habituados al agua dulce, que llega en grandes volúmenes a las costas como consecuencia del aumento de tormentas.

Conforme la temperatura de la Tierra aumenta, se espera que ocurran más tormentas extremas y su aparición sea más frecuente.

Por lo tanto, también serán más severos y frecuentes los brotes de la enfermedad.

“Con una temporada récord de huracanes en el Golfo de México este año y sistemas de tormentas más intensos a nivel mundial debido al cambio climático, definitivamente esperamos ver más de estos devastadores brotes matar delfines”, alertó Duignan.