Sara Ochoa
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- El brote de Coronavirus que acecha al mundo causó que las homilías realizadas este domingo en diversos templos de la Ciudad, sufrieron modificaciones en los ritos tradicionales de la celebración.

Después de que el Cardenal Francisco Robles Robles Ortega anunció que el Arzobispado de Guadalajara acataría las medidas preventivas hechas por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), como evitar dar el saludo de paz y realizar la entrega de la comunión directamente a las manos de las personas, los feligreses en diversos templos cumplieron.

En lugares como la Catedral de Guadalajara, los fieles optaron por no dar la mano para esta parte de la misa, mientras que en otras parroquias como San Enrique Emperador, ubicada sobre la Calle Ontario, en la Colonia Ladrón de Guevara, se comenzó a dar la reverencia de la Paz, además de que la distancia que existía entre los asistentes fue mayor, y el rito de la comunión se entregó de manera distinta.

Otra característica que cambió fueron las recomendaciones del sacerdote al finalizar la misa, donde se recordaron las medidas sanitarias necesarias para evitar contagios de Covid19, que suman dos casos confirmados en Jalisco.

Por último, las encomiendas a la Virgen de Zapopan no se hicieron esperar, pues “La Generala” es considerada patrona de las epidemias y enfermedades del mundo.