El sector restaurantero de Aguascalientes entró en crisis de personal al perder la batalla ante la industria manufacturera, esencialmente automotriz, a donde se están dirigiendo la mayoría de las personas que antes solían ocuparse en alguna de las diversas labores de los negocios de comida.

Al respecto, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria Restaurantera, (Canirac), Santiago Muñoz Romo indicó que en este momento el noventa por ciento de los establecimientos de comida en el estado, tienen al menos una vacante.

En zonas donde el desarrollo de comederos se ha fortalecido, como la avenida Colosio, al norte de la ciudad, el porcentaje de restaurantes que están solicitando empleados alcanza el 50%, agregó.

Las plazas vacantes van desde garroteros y lavaloza, hasta las mismas gerencias, indicó, al subrayar que la actividad restaurantera en el estado genera más de veinte mil empleos en todo el territorio, pues se trata de un sector consolidado y en franco crecimiento que a la fecha se acerca a las 5 mil unidades de negocios del ramo en todo el territorio estatal.

Sin embargo, explicó que en la competencia contra la industria manufacturera que está creciendo exponencialmente en Aguascalientes, están en desventaja pues si bien en ambas actividades los salarios son más bien ‘austeros’, la diferencia la marcan las prestaciones y contra eso los restauranteros no pueden competir.

Pero por otro lado, dijo, los egresados de toda clase de escuelas hay de gastronomía y formación de personal para servicios turísticos y de restaurantes, al graduarse pretenden iniciar su propio negocio o bien, irse a Cancún a trabajar en algún lugar donde creen que pueden sobresalir más que en un restaurante de nivel medio como los que hay aquí.

Muñoz Romo aseguró que el problema es de tal dimensión que incluso hay restaurantes que tienen frenados sus proyectos de expansión, precisamente por no tener resuelto de antemano el tema del personal adecuado para prestar el servicio de manera eficiente.