Frida Andrade
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Con la puesta en marcha del T-MEC la forma de ejercer el sindicalismo en México cambió.
Ahora son los trabajadores los que tienen el poder y mandan, aseguró el diputado Isaías González, secretario de la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados.
“La vida sindical cambió, lo que se tuvo durante mucho tiempo de cómo se ejercía el sindicalismo, con esto cambió totalmente (en referencia al T-MEC).
“Hoy los trabajadores y las trabajadoras tienen la fuerza, tienen el poder; los dirigentes somos sus representantes y somos hasta cuando ellos quieran, pero ellos son los que mandan”, destacó el también secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC).
En el foro “Cumplimiento laboral y seguridad social 2021”, organizado por Index, Luis Hernández, su presidente nacional dijo que el Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) traerá cambios en este sector.
Las empresas Index están conformadas por 6 mil empresas que generan el 57 por ciento de la exportación nacional.
“Con la entrada de la reforma laboral y el T-MEC, México entró en una nueva era en garantías laborales y que no les quede la menor duda que para tener éxito, todos debemos sumarnos a esta nueva etapa.
“Ya no tiene caso a que nos resistamos, ya no hay tiempo. Se encuentra la oportunidad histórica de ser parte del nacimiento de la región comercial más importante del mundo para las próximas décadas”, agregó Pedro Haces, secretario general de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM).
Si bien la reforma laboral, la de pensiones y la de subcontratación son benéficas para los trabajadores, de nada sirve haberlas adoptado si no se respetan y se siguen con las viejas prácticas, añadió Haces.
Por ello, Index y las organizaciones sindicales firmaron 10 compromisos laborales, entre los que destaca propiciar el trabajo digno o decente en todas las relaciones laborales, respetar la libertad de asociación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva y promover la justicia laboral en los centros de trabajo.
En tanto, la Secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, habló sobre la inclusión de las mujeres en el mundo del trabajo.
Dijo que de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el techo de cristal es y sigue siendo la barrera intangible que obstaculiza el ascenso de las mujeres a puestos de nivel superior o estratégicos dentro de la escala jurídica e incluso en los puestos directivos de nivel superior.