Félix Zapata
Agencia Reforma

CDMX.- América no claudicó en su intento por ir al ataque aprovechando que el medio campo del Pachuca pasó de noche, pero con un movimiento de su DT Guillermo Almada, los Tuzos rescataron el empate a uno.
Las Águilas no se traicionaron y desde el arranque presionaron en la salida a los visitantes, que mostraron muy poco al frente, durante más de una hora, en el Estadio Azteca.
El tridente ofensivo del club hidalguense lució pobre, tanto para la gambeta como a velocidad, pues Avilés Hurtado, Nicolás Ibáñez y Romario Ibarra apenas inquietaron en el área rival, pese a haber cerrado como la mejor ofensiva del torneo, con 30 tantos.
Hurtado e Ibarra se intercambiaban de banda y a veces hasta Romario se colaba por el centro dejando más libre a Ibáñez, pero ni así fueron peligrosos.
Fue más el talón de Aquiles de la zaga azulcrema lo que generó peligro, pues Jorge Sánchez tuvo algunos desafortunados errores en la salida, que terminaron por pagar caro las Águilas.
Ya con Fernando Navarro en la cancha, quien ingresó al 72′, los Tuzos le ganaron la espalda a la zaga azulcrema, y cuando parecía que se iba solo Hurtado, Sánchez alcanzó a tocarlo, causando pena máxima al 81′.
Nicolás Ibáñez no desaprovechó y marcó el de la igualada.
Navarro destrabó lo que Ibarra no había podido hacer y así los Tuzos se llevaron petróleo del Azteca cuando apenas y la pala habían sacado.

¡Participa con tu opinión!