Uriel Vélez
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Para nuevos tiempos, nuevos reclutas: la Sedena vive un incremento en el número de elementos con título universitario.
Médicos-cirujanos, mercadólogos, especialistas en seguridad pública, especialistas en enfermería, entre otros profesionistas, optaron por dejar el ámbito civil para desarrollar su carrera en el Ejército Mexicano, que hoy conmemora su día.
Tan sólo en el Estado, actualmente hay 947 hombres y mujeres en el Centro de Adiestramiento de Combate Individual Regional (CACIR), donde se ve un creciente número de profesionistas.
Nuevo León es sede de la Cuarta Región Militar, que comanda el General de División Diplomado de Estado Mayor, Maximiliano Cruz Ramos, y de la Séptima Zona Militar, que encabeza el General de Brigada Diplomado de Estado Mayor, Antonio Melchor Ruiz.
«Muchos no saben todas las posibilidades que nos dan (en el Ejército) para seguir desarrollándonos profesionalmente», dijo Karla Gabriela Nucamendi, chiapaneca con título de médico-cirujano que está a punto de concluir su capacitación castrense.
A su vez, Antonio de Jesús Sabre Armendáriz, Capitán Segundo de Infantería y uno de los coordinadores del CACIR, destaca que también el Ejército promueve que sus soldados hagan estudios superiores.
«Siempre les hago mención a los reclutas que los límites se los ponen ellos mismos», dijo Sabre.