Staff
Agencia Reforma

CDMX.- Tras denunciar en redes una presunta agresión por parte del ex Gobernador del Estado de México, Arturo Montiel, y su familia, el cantante César D’Alessio comunicó que no dará más declaraciones públicas por indicaciones de sus abogados.
El hijo de Lupita D’Alessio emitió un comunicado en el que también agradeció las muestras de apoyo y solidaridad que recibió luego de lo sucedido.
«Las manifestaciones que hice públicas en las redes sociales fueron motivadas por el enorme miedo que me generó ver afectada mi integridad física e incluso mi vida. Mi familia, siempre a mi lado, sin intervenir a pesar de poder ver afectado el buen nombre que han ganado en los últimos años.
«Estoy impedido a declarar cualquier situación relacionada sobre esos hechos, ya que son acciones que se están investigando y cualquier pronunciamiento impreciso de mi parte podría entorpecer el curso de la indagatoria», publicó en su cuenta de Instagram.
El martes por la noche y madrugada del miércoles, D’Alessio puso en redes sociales una serie de videos en los que denunciaba haber sido víctima de una presunta golpiza, acusando a los Montiel de ser sus agresores.
«Cuando sea el momento oportuno, resolveré cualquier cuestionamiento que deseen hacerme sobre lo sucedido», agregó D’Alessio.
Según D’Alessio, fue contratado para amenizar un evento en un complejo residencial del Estado de México. Después, y sin aparente motivo, fue golpeado por el propio hijo del ex Gobernador.
Relató que su novia, Renata Escorcia, había sido retenida en un automóvil. Más tarde, en una publicación en Instagram que después eliminó, sostuvo que estaba levantando una denuncia por agresión sexual contra ella.
Durante la transmisión, el cantante mostró la cara ensangrentada y un fuerte golpe que se apreciaba en la parte frontal.
Sus hermanos Jorge D’Alessio y Ernesto Vargas Contreras, diputado federal, compartieron horas después, en redes sociales, que César ya era atendido.