En las instalaciones del Instituto del Deporte de Aguascalientes, se llevó a cabo una rueda de prensa especial para recibir al halterista aguascalentense Jonathan Muñoz Martínez, que, recién empacado desde Tokio, contó su experiencia en los Juegos Olímpicos, pero primero, tanto él como el presídium que lo acompañó en este evento, dieron palabras generales de lo que significó esta clasificación para él.
Las personalidades que estuvieron en el evento fueron el doctor Manuel Aceves Rubio, director del Instituto del Deporte de Aguascalientes, el entrenador y padre de Jonathan, David Muñoz, y el propio Jonathan Muñoz, deportista en Tokio 2020. Aceves Rubio abrió comentando: “Un día muy importante porque estamos dándole la bienvenida a nuestro campeón Jonathan Muñoz, estamos contentos porque está en el top ten del mundo de halterofilia. Es un gusto tenerlo otra vez en casa. Tenemos al profesor David Muñoz, yo creo que ha sido inspiración para que tanto Jonathan como Juniel estén en este deporte, ha sido importante parte de lo que han logrado sus hijos. Saben que estamos en un gobierno que todo lo que se mueve en el estado sea por el bien de la familia.
El siguiente en hablar fue Jonathan Muñoz, que destacó lo complicado que fue clasificar a Tokio 2020, al tener que competir en seis eventos internacionales, además de hacer tres campamentos que le exigieron al máximo, amén de la presión que sentía por lograr la clasificación. Aceptó que fue una gran noticia estar en Tokio, ya que toda su familia tenía como meta que un miembro estuviera representando a México en esta justa deportiva y, aunque aceptó que fue complicado el retraso de muchos eventos por el tema de la pandemia, agradeció que, en su caso, no faltó ni un solo día a entrenar, por lo que pudo seguir en un buen nivel de competencia.
Jonathan hizo hincapié en que no fueron 4 años para clasificarse a los Olímpicos, sino toda una carrera dedicada al deporte de más de 10 años y se dijo contento por haberlo logrado a los 25 años, siendo una buena edad para debutar en esta competencia. Por último, declaró que está preparado para intentar llegar a París 2024.
El último en dar un mensaje de bienvenida fue David Muñoz, que se dijo contento por el logro de su hijo. “Es doble orgullo como entrenador y como papá, no fue fácil la clasificación. Estuvo duras las clasificaciones por estar comunicándonos por mensaje, también las lesiones. Hay que prepararnos para otro ciclo que viene más corto y hay que ver cómo se viene la clasificación, tal vez reducen boletos por el tema de dopaje. Si sigue así, a lo mejor desaparece la disciplina”, puntualizó.