Cafeína y alcohol, golpe al corazón

Dado el incremento en el consumo de bebidas energizantes mezcladas con alcohol, las autoridades sanitarias hacen un llamado a los jóvenes a tomar precauciones y dar importancia a las consecuencias de este tipo de mezcla, ya que pese a los daños a la salud, es el pan de cada día en bares y antros.

“Los chavos no le dan importancia a los riesgos de afectaciones cardiacas, bajo el argumento de que con esa mezcla aguantan más, y se sienten más eufóricos. Por tanto, se requiere del apoyo de los responsables de esos negocios para frenar este problema que va en aumento”, señaló el director de Regulación Sanitaria del ISSEA, Octavio Jiménez.

Aclaró que el uso de de cafeína en bebidas no alcohólicas, se permite de entre 20 mg y 33 mg por 100 ml de producto.

A diferencia de las bebidas energizantes, la bebida alcohólica es un depresor del sistema nervioso central y la combinación de ambos productos puede causar una sensación momentánea de bienestar que se encuentra asociada a riesgos a la salud porque puede provocar ansiedad, insomnio, trastornos del ritmo cardiaco y en ciertos casos, intoxicación, náuseas y vómito.

El límite máximo de cafeína recomendado para un adulto es de 300 mg diarios y la ingesta de bebidas adicionadas con cafeína no debe rebasar los 165 mg por día; el exceso en el consumo de este ingrediente puede generar efectos adversos en el sistema nervioso, la presión arterial y el sistema cardiovascular.

Además, las bebidas adicionadas con cafeína no deben consumirse por mujeres embarazadas, menores de edad, personas sensibles a la cafeína y personas con padecimientos cardiacos.

Se mantiene vigilancia regular en los establecimientos como bares, antros, restaurantes, entre otros, en donde se expenden bebidas alcohólicas preparadas, realizando las acciones de protección contra riesgos sanitarios, por lo que se recomienda a la población no consumir este tipo de productos.

En caso de detectar lugares donde se expenda la combinación de bebidas energizantes y bebidas alcohólicas, deben reportarse; además, continuarán las acciones de vigilancia sanitaria para realizar el aseguramiento de productos, y se impondrán las medidas de suspensión de actividades de manera inmediata, así como multas que pueden ser superiores al millón de pesos.