Personal de la Fiscalía General del Estado de México, en coordinación con elementos de su similar en Aguascalientes, llevaron a cabo la detención de dos mujeres y un hombre que están relacionados con la desaparición y homicidio de una enfermera, en hechos ocurridos en el mes de junio del año 2018.
Se trata de quienes responden a los nombres de María del Rosario, Arcelia y Homar, quienes ya fueron trasladados nuevamente al Estado de México, a fin de ponerlos a disposición del juez de Control y Juicio Oral Penal que los estaba requiriendo.
A estas tres personas se les señala como presuntas responsables del homicidio y desaparición del cuerpo de una enfermera de nombre Patricia, quien contaba con 21 años de edad, en hechos ocurridos en el mes de junio del año 2018.
Fue el día 11 de ese mes, cuando la madre de Patricia acudió a la Fiscalía General del Estado de México para denunciar la desaparición de su hija, quien trabajaba en una clínica privada que se ubica en el municipio de Tultitlán, Estado de México.
Manifestó que el día 7 de junio su hija le mandó un mensaje para avisarle que no iba a llegar a su domicilio, ya que se iba a quedar a trabajar más tiempo en el hospital, pero a partir de esa fecha ya no volvió a tener noticias de Patricia, además de que en la clínica donde trabajaba, le habían informado que tras haber tomado sus días de descanso, ya no se había presentado nuevamente a trabajar.
Ante tal situación, la mujer acudió a denunciar la desaparición de su hija y la Fiscalía General del Estado de México inició con las investigaciones. De esta forma, se logró entrevistar con otra enfermera, compañera de trabajo de Patricia, quien señaló que el día 8 de junio ambas estaban realizando el inventario en una bodega de la clínica, cuando en determinado momento escuchó un fuerte golpe.
Al voltear, observó a María del Rosario, quien se desempeñaba como jefa de enfermeras, que golpeaba a Patricia y la tiraba al suelo donde la sometió, al tiempo que le colocó una estopa con formol en la nariz y boca. En ese momento la agresora le pidió a la testigo que se saliera y no dijera nada, ya que de lo contrario le iba a suceder lo mismo.
La testigo señaló haber observado cuando María del Rosario agredía a Patricia con un arma blanca y posteriormente, arribaban al lugar Arcelia, Homar y otra enfermera, quienes la sacaron de la clínica a bordo de un vehículo Dodge, en color gris.
Las investigaciones de la Fiscalía General del Estado de México permitieron revelar que la trasladaron al estado de Hidalgo, donde tiraron el cuerpo en un camino de terracería, junto a un río y luego le prendieron fuego, para enseguida retirarse.
Tras el homicidio de la enfermera, María del Rosario, Arcelia y Homar se dieron a la fuga y permanecieron a “salto de mata” durante casi tres años, hasta que finalmente fueron localizados y detenidos en el estado de Aguascalientes.
Cabe destacar sin embargo, que hasta el momento no ha podido ser localizado el cuerpo sin vida de Patricia.