Cristina Hernández 
Agencia Reforma

CDMX.- Dos policías adscritos al Sector Oasis fueron detenidos, luego de que secuestraran presuntamente a una persona en la Alcaldía Iztapalapa.

Los hechos ocurrieron la tarde del martes, cuando dos agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana detuvieron a un hombre cuando circulaba por la Autopista México-Puebla.

Sin razón aparente, los uniformados le dijeron que no podía retirarse y le pidieron un número para comunicarse y pedir dinero a cambio de su libertad.

El hombre proporcionó un número de un amigo, a quien le pidieron un millón de pesos por su liberación.

Luego de unos minutos y tras no conseguir el efectivo, el hombre ofreció dos motocicletas y 20 mil pesos en efectivo.

Los agentes accedieron y citaron al hombre en Avenida República Federal y Cerrada las Torres, Colonia Zona Ejidal de Santa Martha Acatitla, luego de cambiar dos veces el lugar de encuentro, en la misma zona.

Paralelamente, el hombre se comunicó con personal de Asuntos Internos de la SSC y les explicó lo ocurrido.

Cuando hacían el intercambio del dinero y los vehículos, que pidieron endosar a sus nombres, los policías que se encontraban a bordo de la unidad MX-059-T3 fueron sorprendidos por el órgano investigador de la corporación.

El personal de Asuntos Internos, conocidos como Pretores, solicitó apoyo a otros preventivos del Sector para detener a los policías involucrados.

“Esta dependencia ya inició la investigación administrativa conducente para establecer la posible transgresión a los principios de actuación policial, a través de la Dirección General de Asuntos Internos”, señaló la SSC en una tarjeta informativa.

Los policías Mario Salinas, de 26 años de edad, y Samuel Valverde, de 28, fueron aprehendidos con las motocicletas y el dinero.

Ambos detenidos fueron puestos a disposición de la Fiscalía Anti Secuestro de la Procuraduría de Justicia capitalina, donde se les acusó por el delito de secuestro exprés.

“Esta dependencia hace hincapié en que al haber una mala actuación policial dolosa se castiga de forma inmediata y se pone a disposición de las autoridades ministeriales a los elementos que resulten involucrados, para que se proceda conforme lo marca el código penal vigente”, añadió la dependencia.

De acuerdo con la versión de los agentes, ellos habrían detenido a los dos sujetos que los acusaron por extorsión, sin embargo, la versión no fue comprobada, debido a que no había alguna víctima de la extorsión.

En las próximas horas, se espera que sea definida su situación jurídica.