Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 16-Ago .- Más de una docena de políticos y funcionarios han sido procesados en la trama trama de corrupción revelada en la empresa brasileña Odebrecht, pero ninguno en México.
Mandatarios, legisladores, ministros de Gobierno y empresarios en al menos cuatro países están siendo sancionados por sus vínculos a la red de sobornos que implicó a esta y otras firmas brasileñas.
El dueño de la compañía, Marcelo Odebrecht, enfrenta la pena más severa aplicada en la investigación de corrupción; 19 años de cárcel por pagar 30 millones de dólares en sobornos a funcionarios de Petrobras.
En Guatemala, el ex Presidente Otto Pérez Molina enfrenta cargos de asociación ilícita, cohecho pasivo, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito tras ser señalado por André Rabello, representante de Odebrecht en Panamá.
En Perú, Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia fueron sentenciados por presuntamente haber recibido 3 millones de dólares de Odebrecth para la campaña electoral que ganó Humala en 2011.
El ex Presidente de Brasil, Lula da Silva fue sentenciado a 9 años y medio de prisión por aceptar 3.7 millones de reales en sobornos de la firma de ingeniería OAS, competidora de Odebrecht, que también sobornó a la petrolera nacional de Brasil.
En la operación «Lava Autos», investigación que destapó la red de pagos de diversas constructoras de Brasil, también cayó Aldemir Bendine, ex presidente de Petrobras y el Banco do Brasil, por aceptar sobornos de Odebrecht.
En Colombia, el ex Viceministro de Transporte, Gabriel Ignacio García Morales, y un par de empresarios están acusados de recibir dinero para asignar obras públicas a la compañía.
Casos como estos se repiten en al menos 12 países en los que, según el ex abogado de Odebrecht, fueron sobornados más de mil políticos desde 2001.
Emilio Lozoya, quien acudirá a declarar a la PGR, fue señalado directamente en la investigación como intermediario para Odebrecht con el Gobierno mexicano.
Tres ex ejecutivos inculpados por la justicia brasileña en el caso declararon que el ex director de Petróleos Mexicanos recibió sobornos del gigante brasileño por más de 10 millones de dólares.