Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los 32 estados del País volvieron a reprobar en el Índice del Estado de Derecho que elabora World Justice Project (WJP), organización internacional especializada.
Ningún estado del País tenía calificación aprobatoria el año pasado, pero en el nuevo informe, 13 disminuyeron todavía más su ranking, 14 se estancaron y sólo 5 lo subieron una décima, según el WJP.
El promedio nacional disminuyó de 0.42 de calificación a 0.41 en el índice que otorga una calificación que va de 0 a 1, en donde cero significa ausencia total de Estado de derecho, y 1, máxima adhesión al ordenamiento institucional.
«Ningún estado se acerca a una calificación perfecta; de hecho, la puntuación más alta es de 0.49, en Querétaro, lo que evidencia los retos persistentes de todos los estados en diferentes dimensiones», indicó la organización en la presentación de su sexto informe en México, ayer en el Museo Franz Mayer.
En la edición de 2023 el promedio general para las entidades fue de 0.42; en 2022, 0.41; en 2021; en 2021 de 0.40, y en 2020 de 0.39.
El índice se elabora con una encuesta a 12 mil 800 personas, así como cuestionarios a más de 2 mil especialistas en justicia y salud pública y mide los límites al poder gubernamental, ausencia de corrupción, gobierno abierto, derechos fundamentales, orden y seguridad, cumplimiento regulatorio, justicia civil y justicia penal, según explicó el director de la Oficina de WJP en México, Alejandro González.
En 20 estados descendió la ausencia de corrupción, en 5 se mantuvo igual que el año pasado y en 7 mejoraron una décima.
En 24 estados, según el estudio, mejoraron en orden y seguridad, principalmente por las mejoras en la percepción, 2 lo mantuvieron y 6 lo bajaron.
«Sin embargo, las cifras de homicidios y de incidencia y prevalencia delictivas siguen en niveles preocupantes», indicó el estudio junto con las cifras oficiales de una tasa nacional de 25 homicidios por cada 100 mil habitantes.
El director de WJP en México destacó que 19 de los 32 estados mejoraron en la protección de los derechos laborales.
El titular de la Unidad de Trabajo Digno de la Secretaría del Trabajo Federal, Alejandro Salafranca, quien atribuyó este avance a la reciente reforma en la materia. Antes de que entrara en vigor la reforma, explicó, se presumían medio millón de contratos colectivos en todo el País pero con la depuración bajaron a 170 mil y luego de revisar únicamente había 30 mil.
«Ese era el tamaño de la simulación», sostuvo.
Salafranca también dijo que con la prohibición del outsourcing, una práctica de subcontratación, en un minuto 3 millones de trabajadores fueron reconocidos por su patrón real.
«Esto significó que el salario promedio de cotización en el IMSS aumentó en un minuto un 27 por ciento. Los economistas no me dejarán mentir que para que un país aumente el salario promedio de cotización en un 27 por ciento, tiene que tener un lustro de crecimiento económico del 3 al 4 por ciento», afirmó.